viernes, 20 de abril de 2012

Salimos para Nueva York

En un momento salimos para Nueva York y yo no hago más que darle vueltas al equipaje a ver de qué manera no pagamos exceso de peso. Las maletas no hay quién las levante. Nos van a clavar en el aeropuerto. Juan dice que no me preocupe que llevamos lo que más pesa en el equipaje de mano. Pero es que todo pesa!!! Quién ha dicho que las telas no pesan?? y los casi 100 conos de 5000 metros cada uno de hilo? eh? de eso qué me decís? Si es que claro, tanto acolchar tanto acolchar, y luego me quedo sin hilo. Y qué hago cuando vengo a Estados Unidos? comprar mucho hilo, muchísimo. Pues como os decia, nos vamos a Nueva York a pasar la última etapa del viaje. Han sido unos días preciosos en Lancaster y nos vamos con pena. Pero todo lo bueno se acaba. Ahora toca el bullicio de Nueva York y luego a casa que ya estoy deseando ver a Pablo, mi niño del alma.