jueves, 3 de mayo de 2012

De vuelta y con más fotos

Hace ya 10 días que volvimos y por fin puedo sentarme un poco a escribir. La última vez que lo hice estábamos a punto de salir para Nueva York y tengo que contaros que superó nuestras expectativas. No hay una persona que conozca y que haya estado en Nueva York que no me haya dicho que le ha gustado, con locura. Pues bien, así ha sido. El coche alquilado lo teníamos que devolver en Manhattan y a mí me daba un poco de respeto por aquello de callejear en una ciudad como Nueva York sólo con la ayuda del GPS. Todavía no me lo creo, fue todo como la seda. Así que una vez que dejamos las maletas en el hotel y el coche que nos había servido tanto durante una semana por Nueva Inglaterra en la agencia de alquiler, nos lanzamos a ver Nueva York. Ahí va eso! Sólo teníamos 2 días y desde un principio nos propusimos disfrutar de la ciudad y no hartarnos de correr. Paseamos por la Quinta Avenida, llegamos andando hasta Broadway y nos despedimos del día en Times Square. Fascinante es decir poco. Después de esos días en Pennsylvania, alejados de todo y metidos en aquel mundo de cuento, plantarnos en Times Square nos pareció un cambio radical y, a pesar de eso, nos quedamos mudos. Habéis sentido alguna vez que algo os sobrepasaba? Pues así nos sentimos en Nueva York. Es una fiesta para los sentidos. El sábado nos plantamos en Central Park y no queríamos salir de allí. El parque en sí mismo es un museo. Después de almorzar nos fuimos a la estación Central. Os acordáis de la película de Kevin Costner Los intocables de Elliot Ness? Pues hay una escena muy famosa que transcurre en la estación Central. También rememoré otra de mis películas favoritas de Meryl Streep y Robert de Niro que se llama "Enamorarse". Tantas y tantas escenas que transcurren allí. En fin, podría seguir hablando horas y horas de Nueva York y no me cansaría. Sólo quiero deciros que ya estamos preparando el viaje del año que viene, un viaje en el que llevaremos a todo el que quiera venir. Os llevaremos a todos nuestros rincones secretos de Lancaster, esos que no aparecen en las guías de viajes. Os llevaremos a esas tiendas perdidas y con unos precios estupendos pero que está fuera del circuito. Esas que hay que ir expresamente pero que te atienden estupendamente. Quiero aprovechar para comentaros también que hay telas a muy buenos precios, pero quién os diga que ha comprado telas a 3 dólares el metro, perdonad que se lo discuta. Telas a esos precios claro que se encuentran, pero olvidaros de las que tanto nos gustan. La que piense que va a encontrar las últimas colecciones de la marca Moda a ese precio se equivoca. Las telas interesantes están bien de precio, pero no a 3 dólares el metro. A ese precio lo que encuentras son telas ya descatalogadas y escogidas lo que yo llamo a retortero. Mañana cuando tenga mejor conexión os pondré las fotos que hice de las exposiciones de la conferencia a la que fui en Providence, Rhode Island.