lunes, 20 de diciembre de 2010

Sana y salva

Asi es como estoy, escribiendo desde mi camita, sin nieve y calentita.
El dia de hoy se lo contare a mis nietos, palabrita del niño jesus.
A las 11.30 llego por fin el taxi y me dejo en la estacion de tren. El viaje de Oxford a Londres ha sido el camarote de los hermanos Marx. Muchos trenes cancelados y el trayecto que habitualmente cubre en menos de una hora lo hicimos en 2 y media. Ibamos cargados hasta las trancas.
Llego a la estacion de Paddington en Londres y cojo el metro a Liverpool street para desde alli salir para el aeropuerto de Stansted. Las cuatro de la tarde y el tren sin salir.
Cuando salimos por fin, el tren va a 25 km/hora por la nieve, despacito y buena letra. Despues de mas de media hora nos dejan varados en una estacion en mitad de la nada y nos dicen que nuestro tren lleva mucho retraso y que no llegamos al aeropuerto.
Total, llegada al aeropuerto y a correrrrr.
Al final hemos salido con solo una hora de retraso.
El año que viene mas.

5 comentarios:

Victòria dijo...

Me alegro mucho Cris, porque ayer al leer tu entrada no estaba muy claro como iba a acabar la cosa. Besos y Feliz Navidad.

Isabel dijo...

Vaya odisea! ME alegro que hayas conseguido llegar. Dicen que no hay nada imposible para una voluntad energica y la tuya d be ser de hierro, porque con el panorama que tenías.... un besazo

Jota dijo...

Jolines Cristina, me lo ha comentado Flor en clase y no me lo podía creer, aunque si quieres saber la verdad una punzada de envidia si me a dado Oxford nevado, que pasada, si tienes fotos enseñalás por fi, cuidaté y si no te leo FELIZ NAVIDAD!!!

Mamá Carmen dijo...

Ya veo que si que estás en casa, lo leí en el Reader antes y no leí éste post. Pues si que es un viaje para contar, me alegro que todo se solucionara al final. Lo dicho un abrazo y muy felices fiestas navideñas.

corapensa dijo...

!Feliz navidad Crys! siempre se soluciona todo,jeje